¿QUÉ ES LA QUIROPRÁCTICA?

La quiropráctica es la profesión sanitaria que se encarga del cuidado de la columna vertebral y de la estrecha relación que guarda con el adecuado funcionamiento del sistema nervioso.

Su enfoque de salud y bienestar se basa en la capacidad del cuerpo para recuperarse cuando éste funciona libre de interferencias, buscando una buena comunicación entre el mismo y el resto del cuerpo, mejorando de esta manera el funcionamiento del organismo y en definitiva, optimizando la salud.

Según la O.M.S (Organización Mundial de la Salud), la quiropráctica es la tercera profesión sanitaria de atención primaria después de la medicina convencional y la odontología, y la define como:

Definición de la OMS (Organización Mundial de la Salud)

“Profesión sanitaria que se ocupa del diagnóstico, tratamiento y prevención de las alteraciones del sistema musculo-esquelético, y de los efectos que producen estos desórdenes en la función del sistema nervioso y la salud en general”

El quiropráctico trabaja sobre la columna vertebral para corregir sus problemas mecánicos y mejorar así la actividad del sistema nervioso y, como consecuencia, la salud de todo el cuerpo.

La Quiropráctica no trata ninguna enfermedad ni síntomas en concreto, ni está limitada a pacientes con determinadas condiciones, sino que es aplicable a todos los individuos, no importa cuáles sean sus síntomas. Se trata de que nuestro cuerpo funcione bien y, por tanto, nos sintamos mejor.

¿CÓMO FUNCIONA EL SISTEMA NERVIOSO?

El Sistema Nervioso (SN) controla todas las funciones del cuerpo, por esta razón, es el único que está protegido por una coraza de hueso, compuesta por el cráneo y la columna vertebral.

Desde la columna vertebral nacen una infinidad de redes nerviosas que llegan a todas las partes del cuerpo; por esta razón cualquier alteración en nuestra
columna provocará disfunciones en el SN, siendo más probable que nuestra salud se resienta.

SUBLUXACIÓN VERTEBRAL

Cuando una vértebra ha perdido su posición óptima o ha sufrido una disminución del movimiento, se produce lo que en quiropráctica se denomina una subluxación vertebral, lo cual provoca una disminución del flujo de información de los nervios que parten de la médula espinal y que se dirigen a todas las partes de nuestro organismo, dando lugar a diferentes trastornos y desequilibrios.

Las subluxaciones vertebrales pueden causar síntomas o pasar desapercibidas y provocar problemas a largo plazo (el síntoma solo es el final del proceso). Por esta razón el quiropráctico trabaja más allá de la sintomatología, centrándose en la correcta funcionabilidad, así como en el origen del problema.

SUBLUXACIÓN - CARRILLO QUIROPRÁCTICA

¿POR QUÉ APARECEN LAS SUBLUXACIONES?

Aparecen cuando el cuerpo no es capaz de adaptarse a una situación de estrés, pudiendo ser este de tres formas:

¿CÓMO SE CORRIGEN LAS SUBLUXACIONES?

El quiropráctico corrige las subluxaciones mediante ajustes vertebrales específicos, aplicados sobre la columna vertebral y son realizados con las manos.
Los ajustes son suaves no producen dolor y van dirigidos a localizar, corregir y prevenir la subluxación vertebral.
Además la quiropráctica respeta la fisiología natural de cada persona y sus condiciones, escogiendo la técnica que mejor se adapte a cada uno.

Dossier Evidencia Científica Quiropráctica – Enero 2019